Now Reading
Descubre las propiedades de Julita, tu kokedama, y aprende a cuidarla

Descubre las propiedades de Julita, tu kokedama, y aprende a cuidarla

Kokedama

Julita es una kokedama de Ficus Ginseng y musgo. Sus orígenes vienen de Japón, pero es 100% madrileña. De Salesas, claro, un barrio lleno de vida, con mucho arte y mucha tendencia, pero sin perder esa esencia de “barrio madrileño” que tanto nos gusta, el lugar perfecto tanto para locales como turistas.

Desde el equipo de Salesas te hemos hecho llegar esta kokedama para mejorar la calidad del aire que respiras y ayudarte con el estrés que nos rodea. El musgo de su base tiene un montón de propiedades: purifica el aire y reduce el estrés. También aumenta el nivel de humedad del ambiente, favoreciendo así la hidratación de tu piel y tus pulmones. Además absorbe contaminantes e incluso ayuda a disminuir el ruido.

La kokedama Julita se ha creado con dos objetivos principales:

  1. Absorber dióxido de carbono del ambiente y liberar oxígeno.
  2. Ayudarte con el estrés. ¿Sabías que hay estudios que confirman que la gente que trabaja con plantas a su lado responde mejor ante la presión? De ahí que se pueda decir que las kokedamas reducen el estrés, potenciando la productividad, la armonía y la tranquilidad.

A continuación te contamos más sobre las kokedamas y cómo cuidar la tuya para que te acompañe durante muchos, muchos años.

¿QUE ES UNA KOKEDAMA?

Se trata de una técnica artesanal japonesa con más de 500 años de antigüedad. Sus orígenes vienen del bonsái, aunque se diferencia con algo tan genial como beneficioso para la salud: ¡Su maceta está viva! Es una bola de musgo que rodea la raíz, potenciando todas las propiedades de ambas plantas. Eso sí, deberás cuidar a las dos.

Las kokedamas se pueden hacer con muchos tipos de planta como los helechos, las pachiras y un largo etc. pero en el caso de Julita, hemos optado por el Ficus Ginseng.

¿COMO TE CUIDA JULITA A TI?

Has de saber que esta técnica busca una relación directa entre la planta y tú. Ambas os vais a cuidar mutuamente.  La kokedama Julita tiene las siguientes propiedades:

  • Absorbe los contaminantes del aire que respiras.
  • Oxigena el espacio donde se encuentra debido a la fotosíntesis que realizan tanto la planta como el musgo, absorbiendo dióxido de carbono del ambiente y liberando oxígeno.
  • Actúa de aislante acústico, pues el musgo tiene la capacidad de absorber las ondas acústicas que provienen del exterior.
  • Mantiene la humedad de la estancia.
  • Transmite armonía y reduce el estrés.
  • Potencia la productividad, concentración y responsabilidad, ya que su crecimiento depende de ti.
  • Te ayuda a conectar con la naturaleza.

¿COMO CUIDAS TÚ A JULITA?

Debes regar a tu kokedama por inmersión. Es tan sencillo como darle un baño, te lo explicamos paso a paso:

  1. Sumerge a Julita en un bol de agua, cubriendo la bola de musgo por completo.
  2. Déjala sumergida un rato, hasta que dejen de salir las burbujitas de dentro del musgo.
  3. Sácala y deja que se seque. Ha de escurrir el agua hasta que ya no gotee.
  4. Una vez seca, vuelve a colocarla en su sitio para que ella te cuide a ti.

Este proceso puedes hacerlo en verano cada tres o cuatro días. En invierno, con una vez a la semana debería de bastar. De todas formas, vigila siempre la temperatura y la humedad que haga en la habitación para adaptar el proceso a las circunstancias de ésta.

Si aparte de regar la planta, mantienes el musgo húmedo con un spray de agua y lo cepillas de vez en cuando, se mantendrá mucho mejor. Recuerda que la kokedama es una planta de interior, le encanta la luz, pero es mejor evitar que le dé de forma directa.

KOKEDAMAS Y FENG SHUI

Como curiosidad, te vamos a explicar la relación de las kokedamas con el Feng Shui, la corriente filosófica china que busca la armonía de la mente a través de la armonía en el espacio que habitamos. Según esta corriente, las plantas ocupan un lugar muy importante, pues atraen energías positivas y generan espacios más puros.

Además, el Feng Shui incorpora la teoría de los cinco elementos, de la decoración, que tiene que ver con los fenómenos naturales: fuego, madera, metal, agua y tierra. Todos deben estar representados en nuestro hogar en su justa medida para que haya un equilibrio y conseguir el bienestar. Las kokedamas ocupan un lugar especial, ya que pueden llegar a reunir los 5 elementos.

Ver también
Galería Casado Santapau

Así, la tierra es representada por el sustrato; el agua por el agua del riego; el metal por la forma esférica; la madera por la planta y el fuego si la planta tiene tonalidades rojas. De esta manera, para aquellos que viven el Feng Shui, las kokedamas son capaces de crear espacios donde hay un movimiento renovador y constante de energía.

PROPIEDADES DEL MUSGO

Que hayamos decidido llenar Salesas de musgo y que éste sea uno de los componentes más importantes de la kokedama no es ninguna casualidad, sino el fruto de una exhaustiva investigación. El musgo es la materia viva que más CO2 absorbe del planeta. Se calcula que existen más de 12.000 especies diferentes en todo el mundo.

Y es que no sólo destruye las partículas de dióxido de carbono y dióxido de nitrógeno, también es capaz de generar oxígeno y de refrescar el ambiente.

Habitualmente, el musgo vive en lugares húmedos o cerca del agua, coloniza las rocas formando un sustrato en el que se pueden arraigar otras plantas. Es frecuente encontrarlos a modo de alfombras en bosques húmedos, aunque también crecen sobre las ramas y los troncos de árboles, en techos de edificios, incluso sobre las alcantarillas.

Cada vez más ciudades del mundo optan por añadir paneles de musgo a su mobiliario urbano, pero no sólo como objeto decorativo, sino que ayudan a disminuir los niveles de polución. El musgo tiene un área de superficie de hojas mayor que cualquier otra planta y, por lo tanto, retiene más partículas contaminantes, como el dióxido de carbono y nitrógeno o el polvo.

View Comments (0)

Leave a Reply

Scroll To Top