Now Reading
Otrura, la unión perfecta entre artesanía y diseño contemporáneo

Otrura, la unión perfecta entre artesanía y diseño contemporáneo

Nos acercamos a Otrura, a la artesanía en su estado más puro. El respeto por lo contemporáneo, el respeto por los oficios, por las personas y por el tiempo, conforman la columna vertebral de esta casa de moda, que crea ediciones limitadas de costura y de accesorios, de la mano del madrileño Sergio de Lázaro y de la valenciana Verónica Abián,

Con un profundo “know how” del sector, Sergio y Verónica desembocaron en la creación de una casa de moda, que echaban en falta en España. Con un concepto global, sin límites, y que cuida al extremo todos los detalles, los oficios y la excelencia, diseñan y patronan, en el número 108 de la calle Hortaleza. 

“En las etiquetas que acompañan a nuestras prendas no sólo aparece su nombre, en qué año se confeccionó y qué día salió del taller, sino también cómo se llama la persona que le dio la última puntada y cómo se llamada el cliente”, nos cuenta Sergio de Lázaro ahondando en ese proceso tan personal, detallado y exclusivo de cada una de las creaciones de Otrura.

“Para nosotros Otrura, por definición, es la unión perfecta entre artesanía y un diseño totalmente contemporáneo”, afirma Verónica Abián, quien nos abre el corazón a la marca: “La manera de traer los diseños a nuestros días es que realmente, quien lo lleva lleva, pueda disfrutar con un diseño totalmente moderno, innovador, rompedor y contemporáneo, en esto se basa Otrura». 

 “Para nosotros Otrura, por definición, es la unión perfecta entre artesanía y un diseño totalmente contemporáneo”

Trabajan todo porque su objetivo es que las personas se sientan únicas a través de las piezas de Otrura. “Es muy importante cuidar esa sostenibilidad social, saber hasta dónde puede llegar el taller con el que trabajamos e ir creciendo juntos, esa es una relación sostenible. Este va a a ser el futuro de la moda, al menos en el segmento del valor añadido.”  Y es que en su ADN está el concepto global que trasciende más allá de la moda. Buscan la flexibilidad de crear de uno en uno, de tratar cada creación como algo único y exclusivo, a través de los “talleres socios” con los que van de la mano creciendo juntos.

“Compartimos ese consumo responsable, esa idea de ver la producción. La sostenibilidad es esencial para el sector pero no sólo a nivel de los materiales que se utilizan sino también en la sostenibilidad social”

Talleres artesanales que apuestan por la calidad y no por la cantidad. “Compartimos ese consumo responsable, esa idea de ver la producción. La sostenibilidad es esencial para el sector pero no sólo a nivel de los materiales que se utilizan sino también en la sostenibilidad social”. Este concepto global les lleva a tener la puerta abierta a colaboraciones con otros artesanos, que podrían desembocar en creaciones que van más allá de las prendas de vestir. “El límite es hacer siempre cosas bellas, bonitas, con la máxima excelencia”, dice Sergio.  

Sueño cumplido ➡ Tener nuestro propio estudio, nuestro showroom, aquí en Salesas.

Sueños por cumplir ➡ Todos. Somos híper jóvenes y Otrura aún es un bebé.

Década de los 20 ➡ Somos muy de los pies en la tierra y buscamos afianzar el modelo de negocio  que nos permita ir avanzando poco a poco, sin riesgos innecesario, y en ese camino ir desarrollando nuestras diferentes colecciones y que cada vez más personas se puedan ilusionar con lo que hacemos y que puedan decir que somos sinónimo de excelencia para ellos.  

Ver también

Historias que conectan en Salesas

Sobre Salesas

Comparten filosofía y esencia con el barrio porque realmente reúne toda la esencia y sabor de los edificios, las casas antiguas maravillosas y señoriales, con la gente que vive, un barrio vivo, activo, lleno de artistas, de gente diferente que se siente única. Es salir a la calle y sentirte vivo, coger ideas.”

Sergio, “gato gato”, de padres, abuelos y bisabuelos madrileños: “este barrio es mi preferido porque tiene un equilibro que me gusta remarcar. Hay una vena creativa y sigue siendo “barrio barrio” no está aún “gentifricada” al máximo como otras zonas. Hay una combinación perfecta entre los que viven, trabajan y visitan Salesas. Nos encanta porque es nuestro barrio preferido de Madrid.  

Verónica: la calle en la que quería vivir es en Argensola, y de eso hace más de 6 años. Fue un amor a primera vista por el espíritu y el ambiente del barrio. Que haya tantos negocios de arte, moda, restauración, tantos sitios bonitos y maravilloso, en conjunción con servicios como farmacias, mercados… enriquece Salesas porque puedes hacer un vida completa, tanto a nivel profesional como personal. 

 Playlist de Salesas

En función de la hora del día Salesas suena a Cigarettes After Sex, a Herbie Hancock, también suena a Rolling Stones, dependiendo de la hora del día. También te puede sonar a The Beatles y música clásica maravillosa que te relaja Salesas y, a la vez, sales a la calle y también suena a rock. Los domingos paseamos disfrutando de la calma y es un “momento Bach”. 

Un rincón para perderte por Salesas

La Travesía de Belén, el café Belén del que Sergio guarda mucho cariño ya que allí, hace muchos años, dio su primer concierto, hace muchos años, junto a un grupo en el que tocaba.  El café del Museo del Romanticismo es un espacio maravilloso. Pero, sin duda, el mejor rincón de Salesas es un paseo por Salesas. Es un barrio que puedes pasear, recorrer y descubrir. Justiniano, es una mini calle de paz en mitad de Madrid, llena de galerías de arte, muy tranquila, con una arquitectura fácil de asumir. 

Scroll To Top